jueves, 18 de febrero de 2010

LOS DOS ZORRITOS DEL FÚTBOL PERUANO


José "Chemo" Del Solar, ex técnico de la Selección Peruana de Fútbol, declaró a los medios de comunicación al comenzar la Eliminatoria Sudáfrica 2010, que iba a tener a su cargo  "a la mejor generación de futbolistas peruanos en 20 años".
En realidad Chemo no deliraba, positivamente se trataba de una camada estupenda. Que él mismo frustró por su desastroso manejo de "la interna"; por su inexperiencia en torneos competitivos; por su falta de liderazgo y ascendencia; y por sus escasos atributos como estratega.
 Chemo tuvo la culpa (quizá toda la culpa del desastre eliminatorio); pero a un canto, ahí nomás, estaban nuestros dirigentes de fútbol. Unos dirigentes "de La Parada": Burga, Silva, Mallqui, Quintana, Linares y demás.
En realidad Perú, en la última Eliminatoria, tuvo jugadores impresentables y un puñado de interesantísimos. No solo "los extranjeros" (a quienes llegamos a entender en su malestar y martirio, viajando desde tan lejos hasta el "invierno del descontento de nuestra Selección"); sino que hubo "players" del medio local que demostraron mucha clase.
No es casual que ésta semana, ese mismo futbolista peruano de perfil bajo; aquel del medio local; el aplicado, el obediente, el habilidoso, el pícaro, se haya convertido en protagonista. Vaya, sea un ganador y no porque Dios tenga nacionalidad peruana.
En las últimas cuarentaiocho horas Universitario de Deportes y Alianza Lima, jugando a gran nivel, le han ganado a Lanús y a Estudiantes de La Plata de Argentina, respectivamente. 
Creemos que la "U" estuvo muy sólido desde la defensa hasta la mitad de la cancha, interpretando disciplinadamente el libreto de Juan Reynoso, a saber: buena administración del balón, pressing en el área rival y marcación en zona; busqueda permanente del compañero desmarcado; sustentando la creación en los que más saben: Fito Espinoza, Rainer Torres, John Galliquio, Carlos Orejuela.... Y por cierto en "El Zorrito" Piero Alva. Pluscuamperfecto toda la noche. Imparable en los desbordes por las puntas y en diagonal. Buscando  "la pared" de Johan Vásquez o de "Toñito" González; procurando el centro y el remate de fuera del área. Piero está para cosas mayores -él lo sabe-. De momento, se ha reencontrado con la hinchada "merengue" y queremos verlo crecer en la Copa y luego en la Selección.
De otro lado, Alianza Lima ofreció un faenón ayer en la noche: vuelta al ruedo, dos orejas y rabo. Como si "Los íntimos de La Victoria" quisieran reescribir su Historia en la Libertadores (donde muy pocas veces salieron airosos). Le ganaron al último Campeón de América, al "Pincharata" de Verón, Clemente y Boselli. Un 4 a 1 sin atenuantes, con autoridad, bailando literalmente al cuadro argentino. El otro "Zorrito" del fútbol peruano, Wilmer Aguirre, estuvo imparable, diablo. Anotó tres golazos, doblegando a la defensa platense a pura velocidad, potencia, técnica e injundia. Aguirre también está para cosas mayores: clubes del  extranjero, selección peruana, circuito sudamericano. 
Nos gustaron varios en Alianza (Joel Sánchez, Wally Sánchez, Tragodara, Libman, Villamarín, Quinteros) y José Carlos Fernández que anotó un golazo a lo "Ibrahimovic" del que se van a acordar toda la vida en La Plata. 
El fútbol peruano ¿Más veloz que el argentino? ¿Nuestros futbolistas son más potentes? ¿Más habilidosos, efectivos y pícaros? ¿Son los signos de los tiempos, o sea la prosperidad del país reflejada en el fútbol? ¿Silenciosamente, ha nacido una nueva generación de futbolistas de gran calidad técnica y táctica?
Me atrevería a decir que sí. Y que la "U" y Alianza tienen muchas opciones de llegar a posiciones más avanzadas en el torneo. Lo importante es que la nueva hornada de jugadores peruanos sea acompañada y querida por la prensa deportiva, por los medios audiovisuales, por los dirigentes y por el público. Hay que querer a nuestros futbolistas, no denigrarlos. Y la mejor manera de quererlos es alentándolos en su camino a la Selección; alentándolos para que sean dirigidos por un verdadero técnico de fútbol; estimulándolos para que clasifiquen al Mundial de Fútbol. Es absolutamente necesario.

Óscar Contreras .-


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada