domingo, 14 de febrero de 2010

MEMORIAS DE UNA DAMA ¿CENSURA O AUTOCENSURA?


Memorias de una dama (Alfaguara, 2009) puede ser la mejor novela del escritor peruano Santiago Roncagliolo. Y quedará registrada en la Historia como su novela maldita, que muy poca gente pudo leer, por su venta restringida en España, México y Perú, excluyendo todo el mercado mundial del libro. Se dice que el sello editorial Alfaguara; o el novelista; o los sobrevivientes del personaje principal en el cual se inspira la ficción; o todos juntos, habrían tomado la determinación.
El diario norteamericano The Miami Herald y la Tercera de Chile han especulado esta semana sobre las razones. Alfaguara alega un mal funcionamiento comercial de Memorias de una dama durante sus primeras semanas de lanzamiento. Se dice también que Roncagliolo no habría revelado a sus editores que la materia prima de su novela fue una biografía por encargo -escrita por él el año 2002- sobre la multimillonaria dominicana Nelia Barletta quien, a escondidas de sus hijos, decidió pagarla para contar su historia al mundo. Los herederos de Barletta -identificados con la ficción y ejerciendo su derecho a sentirse ofendidos- habrían decidido emplazar legalmente a Alfaguara (y a Roncagliolo) bajo amenaza de una demanda judicial con indemnización multimillonaria de por medio.
Por lo visto estamos frente a una escandalosa situación de censura. O de autocesura, no lo sabemos bien. Quizá nunca lo sepamos y mejor que así sea. Se puede colegir, no obstante, que esta batalla editorial ha sido ganada por intereses subterráneos y poderosos.
Reproducimos a continuación el reportaje publicado hoy en el Diario La República de Lima a cargo del periodista Rafael Robles.

La novela prohibida

¿Qué pasa con “Memorias de una dama”, la cuarta novela del laureado escritor Santiago Roncagliolo? ¿Por qué no ha sido distribuida en la mayoría de países de habla hispana? Solo México, Perú y España se han salvado de esta extraña prohibición. Detrás de la censura parece estar un millonario clan de República Dominicana, empeñado en evitar la difusión del libro que relata una tempestuosa historia familiar.  Desde Madrid, Roncagliolo niega aquí todo parecido entre su ficción y la realidad.  Habrá que leerlo y sacar conclusiones.

Por Rafael Robles

La polémica está desatada en el mundo literario. “Memorias de una dama”, la última novela del escritor Santiago Roncagliolo, no ha sido distribuida por Alfaguara en la gran mayoría de países de habla hispana. Así es, la misma editorial responsable de la publicación de este libro en marzo del año pasado y que, en el 2006, premió al autor peruano por “Abril rojo”, hoy le da la espalda sin dar una explicación que satisfaga al más crédulo de los lectores.

Excusas sospechosas

Según el diario La Tercera de Chile, el verdadero motivo de esta decisión radica en presiones ajenas a las letras, pues todo indica (aunque el autor diga lo contrario) que el libro está basado en la vida de Nelia Barletta, una anciana perteneciente a una poderosa familia dominicana que tuvo como baluarte a Amadeo Barletta, el primer empresario fuera de Estados Unidos en recibir la responsabilidad de distribuir los vehículos de General Motors y fundador del Grupo Ambar (multinacional automotriz), dirigido en la actualidad por su nieto, único varón de la tercera generación familiar e hijo de Nelia: Miguel Barletta (en la ficción, Minettino).

Siguiendo la versión obtenida por el diario chileno, entre los principales perjudicados con la publicación de “Memorias…” estaría justamente este último, quien es retratado en la novela como un ser ambicioso que no vaciló ni un instante a la hora de dejar a su madre sin la fortuna que le correspondía por sucesión legítima. Además, por si fuera poco, en la historia se cuenta también que la familia Barletta (Minetti, para Roncagliolo) hizo cualquier cosa con tal de velar por sus propios intereses, haciendo migas incluso con parte de la mafia y el dictador Rafael Leonidas Trujillo.

Juan González, director de contenidos de Alfaguara, admitió que el libro, luego de ser lanzado en España, solo fue distribuido en México y Perú. La razón, según indica, respondería a “razones comerciales”. En otras palabras: el libro no vendió lo que esperaban. Para nuestra sorpresa, Percy Uriarte, director de Marketing y Operaciones de Librerías Crisol en el Perú, afirmó todo lo contrario: “Memorias de una dama” fue el décimo libro más vendido del año pasado en nuestro país, alcanzando los 1,706 ejemplares despachados. “Pudo haber vendido más pero estuvo un buen tiempo sin stock”, agregó Uriarte.

El escritor se defiende

La semana pasada el diario chileno La Tercera aseguró tener en su poder un contrato firmado por Alfaguara, Roncagliolo y los hijos de Nelia Barletta (Miguel y Nelia), en el que la editorial desistía de la comercialización, reedición y promoción de “Memorias de una dama”. El narrador, a su vez, renunciaría a los derechos de autor, a su traducción, adaptación o modificación alguna del texto original, perdiendo incluso la potestad sobre sus personajes, argumentos y lugares citados para próximas ficciones en las que trabaje. También, según el diario chileno, el narrador peruano estaría obligado a negar la existencia de dicho contrato en caso la prensa le formule preguntas sobre el tema. Como broche de oro, quedó establecido que de no cumplir con lo señalado, tendría que pagar una indemnización de 250 mil euros a los Barletta.

Consultado por este suplemento, Roncagliolo, desde Madrid, negó tajantemente lo afirmado en La Tercera. “Estoy muy sorprendido por la polémica que mi novela está despertando en todo el mundo hispano. Nunca creí que esto pasaría. Mi posición al respecto se ha vuelto bastante absurda. Si ese contrato no existiese, tendría que negarlo. Y si existiese, me obligaría a negarlo. Así que lo niego”, expresó, algo cantinflesco.

 Cuando se le preguntó si su polémica novela estaba o no basada en la vida de Nelia Barletta, el también autor de “Pudor” prefirió tomar el camino de la ambigüedad y declaró que no podía hablar sobre trabajos de carácter privado. “En cuanto a ‘Memorias de una dama’ puedo asegurar que se trata de una obra de ficción, un producto de mi imaginación. Ninguna ley y ningún contrato pueden prohibirte imaginar. Si otras personas creen que la historia es real, les corresponde a ellas por qué lo creen. También quiero añadir que nunca he cobrado por excluir a ningún país de la distribución de mis libros. Me parecería repugnante aceptar dinero a cambio de algo así. No me lo podría perdonar”, se defendió el narrador.

Actualmente, con las 328 páginas que contiene su novela condenada a una difusión parcial, no sería extraño que busque otras editoriales para mostrar su trabajo. De ser cierto lo que dice, el mayor perjudicado en todo este embrollo es él. Mientras tanto, los piratas se relamen y los lectores esperan.

¿Un libro insultante?

•Como era de esperarse, la prensa dominicana ha dedicado varias de sus páginas a este tema. El diario “El Nacional”, por citar un ejemplo, expresa en su editorial del 29 de enero: “reclamar que ‘Memorias de una dama’ circule libremente  en el territorio nacional debería ser una cuestión de principio para todo aquel que sepa aquilatar el valor y significación del derecho a expresarse libremente”.

•Por otro lado, un conservador Eduardo Álvarez, columnista del mismo medio, ve a la novela de Roncagliolo como un libro insultante, en el que el autor le falta el respeto y desprecia a la nación dominicana. “No veo para qué afanarnos en leer tal despropósito”, indica en su texto.

La ficción se parece a la realidad

•“Memorias de una dama” cuenta la historia de un mediocre escritor peruano que engaña (le dice que es español) a Diana Minetti, una anciana multimillonaria, con el fin de ser contratado para redactar sus memorias. Una vez que consigue su cometido, Diana confiará en él una serie de revelaciones familiares que, contra lo que pensó en un inicio, darán como resultado un retrato fuertemente marcado por la soledad de una mujer que fue víctima de la desmedida ambición de sus hijos frente a la herencia familiar.

•Mientras tanto, el joven escritor intentará publicar un libro acerca del Amazonas (Roncagliolo publicó “El príncipe de los caimanes” en el 2002, con una temática similar) y sobrevivir en una España no siempre amigable con los latinos ansiosos de volverse los próximos Vargas Llosa.

Si hacemos una analogía entre la novela de Roncagliolo y la vida real, encontraremos varias coincidencias:

•En primer lugar, tanto el escritor como el protagonista de la novela se vieron obligados a ejercer el oficio de negro literario, o escritor de libros que firmarán otras personas, durante sus primeros años en España.

•Ambas mujeres, Diana y Nelia, fueron un par de excéntricas millonarias provenientes de familias importantes, dominicanas y ligadas al poder y las mafias que, entre las décadas del 30 y 60, dominaron el Caribe.

•Siguiendo con los padres (el real y el ficticio), es preciso acotar que los dos tuvieron una estrecha vinculación con Fulgencio Batista y una relación de mera conveniencia con Rafael Trujillo, presidentes por entonces de Cuba y República Dominicana, respectivamente.

1 comentario:

  1. Ayer también salió una entrevista en El Comercio (no coloco el link porque no sé por qué no me permite copiar y pegar). Pero la entrevista la hace Enrique Planas.

    saludos

    ResponderEliminar