sábado, 27 de marzo de 2010

LOS GRANDES DEL ROCK N´ ROLL: NO SOLO DE METAL VIVE EL HOMBRE

Muchos de los que gustamos del rock n´ roll alguna vez lo interpretamos. A fines de los ochenta y comienzos de los noventa formamos un grupo de rock con amigos de la Universidad de Lima, cachimbos y luego estudiantes de Derecho, Ingeniería, Contabilidad y Comunicaciones. Nuestra banda se llamaba Bluescaína y el repertorio estaba compuesto por la música que amábamos; o sea la música que pertenecía a la época de nuestros padres -que no necesariamente eran fanáticos de ella- y que estaba ausente de las programaciones radiales y televisivas de entonces: Jimi Hendrix, The Doors, The Rolling Stones, The Beatles, Cream, Pink Floyd, Led Zeppelin, The Yardbirds, The Animals, Jeff Beck, John Mayall, Spencer Davis Group, Chuck Berry, Carl Perkins, Alexis Korner, Robert Johnson, Deep Purple, The Who, The Kinks, Grandfunk Railroad, Ten Years After, Santana, Crosby Stills Nash & Young, etc. Ya una emisora como Doble Nueve, en la FM limeña de esos años, rendía tributo permanente a los maestros del rock n roll, contrariando el formato "popero y punkeke" al uso. 
La primera guitarra de nuestra banda decía entonces -con escepticismo- que el rock n´roll había muerto por culpa del new wave, del heavy metal y del new metal. Argumentaba que el techno pop y sus poses rosa, así como el Heavy y sus riffs y punteos velocísimos -casi irracionales- despertaban pulsiones antes que sentimientos. Era un vómito sin control, decía el guitarra no sin despecho. Un vómito y unos vomitantes renuentes a Clapton, Page, Beck, Gilmour y BB.King.
"A la música hay que hacerle el amor, así como se le hace el amor a una mujer" indicaba. No estaba equivocado. Pues el feeling es la condición sine qua non del género. Lo demás viene por añadidura (efectos sonoros, efectos visuales, parafernalia, circo).
A qué viene todo ésto. En los últimos tres años, estupendos grupos de heavy metal, white metal, new metal, black metal, metal-progresivo han llegado al Perú. Podría decirse que sin prisa y sin pausa. Pero el heavy metal no es sinónimo rock and roll. Nunca lo fue, y nos atrevemos a decir, nunca lo será.
Existen cientos de grupos de hard rock, pop y power pop que con absoluta justicia -ganada a pulso- tienen idénticos méritos. Y porque el país los merece; porque necesitamos feeling, además de pogo, cadenas y púas, creemos que deberían asegurarse sus presentaciones en Lima. Positivamente, en 2009 llegaron a Sudamérica Radiohead, Kraftwerk, Coldplay, Elton John y Bob Dylan y nadie en el país movió un dedo para traerlos. Esto es serio, preocupante, casi casi una cuestión de Estado.
Pensamos que la onda rocanrolera se pierde cuando personajes como Axel Rose -el cantante de Guns & Roses- se presenta una hora y media después de lo anunciado.
Esto no es un reproche. Me gusta el sonido de los Gunners; en su momento constituyó un excelente revival de Zeppelin, con gran personalidad dicho sea de paso. Pero nada más. La malcriadez -demodé, justificable en tiempos del showbiz sesentero- no puede imponerse en una plaza tan agradable como Lima. Pero nuestro comentario va más allá.
Porque no somos Carreño y porque el rock n´ roll es generoso y amplísimo, preguntamos respetuosamente:
¿Por que no traer al Perú a artistas de la talla de Paul McCartney y Ringo Starr o Eric Clapton, The Rolling Stones, U2, ZZ Top, Cheap Trick, Journey, Bob Dylan, Neil Young, Bruce Springsteen, John Fogerty, The Eagles, Altman Brothers Band, The Who, Yes, Brian Setzer, Los Lobos, Pearl Jam, Stone Temple Pilots, Green Day, Blur, Echo and The Bunneyman, Morrisey, Norah Jones, Coldplay, Keane, Radiohead, Red Hot Chili Peppers, David Gilmour, BB King, Beck, Robert Plant, Rod Stewart, Tom Petty and The Heartbeakers, Living Colours, Van Halen, Killing Joke, Lou Reed, David Bowie, Jimi Page, etc.?
El rock n´ roll nació marginal, bárbaro, excentrico. Pero se fue ganando el gusto del pueblo; se volvió epicéntrico, sentimental, sensible, sensual. Y porque creemos en su composición antiaristocrática, antisectaria y antifacciosa, proclamamos: 
¡Qué viva el rock n´ roll! ¡Y qué vengan sus verdaderos héroes!
Oscar Contreras Morales.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada