lunes, 17 de mayo de 2010

GODARD DEJA PLANTADA A LA ORGANIZACION DE CANNES (Blog VERSION MUY ORIGINAL, del Diario EL PAÍS)


El siguiente texto de Borja Hermoso chorrea en saña. Como si el periodista español aguardara -al lado de Carlos Boyero- algún desplante, provocación o movimiento en falso de Jean-Luc Godard que pudiera malinterpretarse; y entonces poder disparar contra él a mansalva. Lo que no deja de ser miserable.  
No creemos que Godard sea el primero o el último de los cineastas que cancela un viaje a un festival de cine. Lo que de suyo no tiene nada de malo. 
No estamos de acuerdo con la tacañería de Hermoso cuando ningunea la obra de un cineasta polémico pero decisivo en el decurso del cine moderno. El consenso entre los críticos -a 2010- es que la primera parte de la filmografía de Godard (hasta Pierrot el loco más o menos) fue la más influyente, lograda y legible. Luego se dedicó a aturdir al público con manifiestos incomprensibles, diatribas politizadas y construcciones herméticas.
Pero nada de esto puede servir de pretexto para desconocer el impacto del cine de Godard. En todo caso el artículo de Hermoso es tanto o más estudiado que la inasistencia del suizo-francés a Cannes. 
Por eso vamos a estar atentos a los reportes de otros críticos sobre Filme Socialisme, la nueva película del director de A Band Aparte y los publicaremos en UN MUNDO PERFECTO.
Ah! nos olvidábamos. Borja Hermoso "la chunta" solo con una frase notable de Truffaut: "Godard es más popular que el Papa, o sea un poco menos que los Beatles". Añadiríamos: "toda la vida, Francois".


Por Borja Hermoso para el Blog VERSION MUY ORIGINAL

http://blogs.elpais.com/version-muy-original/2010/05/godard-planta-a-cannes.html

Queridos Thierry Frémaux, Wild Bunch, Vega Films, Alain Sarde; debido a problemas de tipo griego, no podré ser su invitado en Cannes. Amistosamente, Jean-Luc Godard".

¿Alguien entiende algo? No se preocupen, no hace ninguna falta, es un mensaje de Godard, con eso está todo dicho, esto es lo que tienen esos personajes a los que se les ha reído la gracia en exceso, que luego tienen estas salidas y cuando les da la real gana pegan la espantada, como el bueno de Jean-Luc ha hecho hoy con este festival que le adora, qué digo adora, que le idolatra, y donde se le esperaba como agua de mayo (nunca mejor dicho), hay que fastidiarse.

El tipo que dirigió hace medio siglo exacto a la incasificable Jean Seberg y a Belmondo en 'A bout de souffle' ('Al final de la escapada'), que echó junto a Truffaut, Chabrol y los demás los cimientos de la Nouvelle Vague y que en mayo del 68 instigó la rebelión en Cannes hasta cargarse el festival, tenía que haber presentado hoy en la sección Una cierta mirada su nueva película (¿¿??), 'Film Socialisme'. Pero los problemas "de tipo griego" le han dejado en tierra, vamos, que ha preferido quedarse en su casita de Rolle (Suiza) fumando puros, jugando al tenis y gozando con su inquebrantable condición de mito en vida, o sea, las tres cosas que de verdad parecen interesarle.

El director de 'Pierrot le fou' era hasta hoy la comidilla del Festival, vendrá, no vendrá, ahora sí, ahora no, y lo sigue siendo hoy una vez que se ha confirmado la espantá. Su decisión de estrenar 'Film Socialisme' en un servidor de vídeo a la carta en internet (FilmoTV) dos días antes de la proyección oficial en Cannes cabreó bastante a los organizadores del Festival. Pero Godard ha contado con el apoyo incondicional de algunos medios de comunicación, como el diario 'Libération', a uno de cuyos cronistas, Didier Péron, le ha parecido fenomenal que el genio haya decidido quedarse en casa. Péron (periodista, recordemos) llega a mostrar su alegría por el hecho de que Godard no haya venido a Cannes, un festival que no es digno de él y donde "los periodistas" solo iban a preguntarle al genio "tonterías", según reza el artículo. El mundo al revés.

Lástima, dicen que las comparecencias de Godard en público revisten la condición de epopeya. No puedo confirmarlo, nunca he visto al genio. Tampoco he podido ver, por ahora (tres de la tarde) 'Film Socialisme', pero un colega, competidor y sin embargo amigo del que me fío, me avisa que la categoría de 'pedo mental' se queda como un hombrecillo de Liliput al lado de esta película, ambientada en un crucero por el Mediterráneo y, me cuentan, con algún que otro dicharachero toque antisemita.

Ya lo decía Truffaut en 1967: "Godard es más popular que el Papa, o sea un poco menos que los Beatles". Por algo sería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada