jueves, 17 de junio de 2010

ANTHONY BOURDAIN, UNA DE LAS PERSONALIDADES MEDIATICAS MÁS INFLUYENTES


Tony Bourdain es un cheff norteamericano con una presencia sostenida en los medios. Su programa de televisión No Reservations es uno de los más vistos en todo el mundo. Y sus libros sobre gastronomía y viajes contienen ideas y comentarios provocadores e inteligentes.
Bourdain estuvo en Perú hace unos años y ponderó con imágenes y palabras las bondades de la cultura, la cocina y los licores peruanos, cusqueños e iquiteños para ser exactos.
La producción de su show tiene proyectado un viaje a Lima el siguiente año.
Oscar Contreras Morales.- 

“Habla bien de un hombre el tener un buen cuchillo, bien mantenido –en un lugar fresco y seco, y regularmente afilado-, de calidad profesional, podría ser japonés o alemán”, opina el experto. Y no se refiere solo a los cocineros, él habla de lo hombres en general.


Para él, todo hombre debería saber cómo preparar un omelette como una habilidad indispensable. “Es uno de esos platos donde tu verdadera naturaleza se revela, qué tal minucioso eres en la cocina, cómo te mueves, si tienes gracia o no”, le explica a la revista Men’s Journal. “No es una receta, es una técnica”.

SOBRE LAS MUJERES Y SU PASADO


Bourdain dice que todos los hombres deben saber que las mujeres son más fuertes que ellos y que, para impresionarlas, uno debe pretender que sabe lo que está haciendo. “Una de las terribles verdades de la vida es que a las mujeres les gusta los hombres que parece que supieran lo que están haciendo”, dice el también escritor.

Él es conocido por su visión crítica y cínica de las realidades que conoce gracias a sus viajes. Cuando estuvo en Chile hace un par de años, visitó una taberna antigua en Valparaíso y se entusiasmó por el ambiente de marineros del siglo XIX. Por ello, cuando le pusieron en frente un pisco sour en una copa flauta se decepcionó.


“Hubiera terminado muerto en un callejón vestido de mujer”, afirmó, imaginándose el bar en sus buenos tiempos, cuando estaba lleno de marineros borrachos. “La próxima vez ordenaré una cerveza”.

Y ha dejado muy claro que ha probado de todo. “He cometido casi todos los errores más terribles que he podido cometer. Coca, crack, heroína”, cuenta.


PASADO SUPERADO


El chef, ya de 54 años, está en una etapa más tranquila de su vida, viajando por el mundo grabando para su programa. Sin embargo, de esas épocas locas es que le viene la única cura que le sirve para la resaca: “Coca-Cola, un porro y comida realmente picante. Creo en el picante. Espanta a la maldad”.

Él opina que un poco de dignidad es necesaria para manejar el hecho de envejecer. “Llega un momento en el que te tienes que quitar el arete. Luego debes dejar de bailar en público”, bromea. “No sé quién lo dijo, pero entre los 40 y los 50 cada hombre tiene la cara que merece y no creo que se deba mejorar eso”.

EL ACCIDENTE TELEVISADO


Hace algunos años, cuando grababa en Nueva Zelanda, el cocinero y un guía manejaron unas cuatrimotos por la playa. El guía le pidió a Bourdain que no lo siguiera y subió a una duna, pero el chef no lo escuchó y fue detrás. La cámara captó cuando él llegó a la cima de la duna en moto y la bajó rodando, mientras la moto caía sobre él.

Aunque luego se levantó y se sacudió la ropa como si no hubiera pasado nada, el accidente pudo haber sido fatal. “Estuve en un talk show viendo el video del accidente con Ozzy Osbourne, quien salió muy mal herido de una cuatrimoto –recuerda el chef-. Después me siguió por todos lados como un abuelo preocupado, sacudiendo la cabeza y diciendo “¡pudiste haber muerto!”.


¿Y cómo se sobrepone a los temores este cínico cocinero? “¡Qué carajo! Es un buen mantra”, sentencia.

----------------------------------

MEDIUM RAW: A BLOODY VALENTINE TO THE WORLD OF FOOD

Anthony Bourdain, conductor del programa “Sin reservas” –que en el Perú podemos ver a través del canal Travel & Living- publicó su primer libro, “Kitchen Confidencial”, hace 10 años. En esa oportunidad, su narrativa hizo que los lectores ingresaran al mundo culinario por la puerta trasera.


Mucho ha pasado desde esa época: Bourdain dejó el negocio de los restaurantes, se divorció y se volvió a casar, trabajó en varios programas de televisión y se convirtió en padre.

Ahora, en su nueva publicación, titulada “Medium Raw: A Bloody Valentine to the World of Food”, el aventurero cocinero se manda con todo. Muy a su estilo, Bourdain escribe con franqueza sobre algunos de las principales personalidades del mundo culinario, halagándolos o criticándolos.

Por ejemplo, elogia al chef Jamie Oliver por convencer a gente con sobrepeso a que coma mejor. Pero también le dedica un capítulo completo al crítico gastronómico Alan Richman, al que le otorga duros adjetivos y hasta llega a insultar.

AUTOCRÍTICA


En líneas generales, Anthony Bourdain explora los cambios en la industria gastronómica y también aborda su propia vida. “Soy la peor persona a quien buscar para dar un mensaje. Soy un mal modelo, un mal promotor. Si hay algo de lo que se trata este libro es sobre emociones mixtas”, dijo.

“(Es una) discusión conmigo mismo en un montón de asuntos (...) relacionados con cómo cambié y cómo cambió la industria de los restaurantes de la que escribí en “Kitchen Confidential””, agregó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada