domingo, 20 de junio de 2010

LAS TENDENCIAS Y EL TRÁNSITO POR ESAS TENDENCIAS (LA MAYORÍA DE UNO, columna de ALFREDO BARNECHEA para el Diario CORREO)


FÍJATE EN LAS TENDENCIAS

20 de Junio del 2010

Escribe Alfredo Barnechea.-

En una extensa entrevista para la edición de fin de semana del Financial Times, Hillary Clinton ha contado uno de los pocos consejos que le ha dado su marido Bill, el maestro Bill Clinton: "No te fijes en los titulares sino en las tendencias".

Quizá sería un consejo útil para los peruanos, ofuscados por una esfera pública de hojarascas.

Así, ¿cuáles serían las grandes tendencias de este mundo en movimiento? Creo que la primera sería la sorprendente multipolaridad del planeta. Está enterrada la creencia, apenas dominante ayer, que Estados Unidos era el superpoder omnipotente. La administración Obama lo que reconoce es la limitación de su poder.

La segunda sería por supuesto la reemergencia del Asia, China primero pero igualmente India, como un jugador global. Es decir, no sólo una reemergencia económica, sino que su apetito de recursos la lleva a jugar políticamente en el tablero global. Los compromisos chinos en África serían sólo una muestra de esta nueva situación.

La tercera sería la crisis de la eurozona. ¿La Unión Europea tiene los recursos y, sobre todo, los reflejos institucionales para reenderezar la situación, o nos acercamos a una catástrofe, de la que Grecia sería sólo el prólogo? La cuarta podría ser que los mercados emergentes se habrían "desenganchado" de los centros. Un cambio sísmico de los "términos de intercambio", que atormentaron a mediados del siglo pasado a Prebisch, se habría producido. Sudamérica estaría ahora parada en el buen andén de la estación del tren.

Por tanto, quinto, hay unos nuevos poderes en el mundo, que se resumen en la sigla que Jim O'Neill, de Goldman Sachs, acuñó: BRICs, aludiendo a Brasil, Rusia, India y China. De pronto a ellos deben agregarse otros nombres, por ejemplo Sudáfrica, o Irán, o?

La sexta tendencia es un poco más invisible: la convergencia de velocidades, o demandas. Un dato muy relevante, creo, han sido las protestas laborales en China.

Demandas climáticas en el desarrollo, demandas laborales en las zonas emergentes. Unas y otras van a una convergencia.

La sétima tendencia es el vértigo de la tecnología. En la edición del lunes 14 de junio, el International Herald Tribune trae un artículo sobre una fascinante "universidad de la singularidad", que enseña sobre las nuevas tecnologías. ¿La ambición de los fundadores, entre los que se cuentan los creadores de Google y otras empresas de punta? Uno de ellos dice, sin reírse, que la suya es "vivir 700 años", y cree que todo será posible, debido a la nanotecnología, la biotecnología, la robótica, las energías renovables. "Trascenderemos las limitaciones de nuestra biología". El progreso tecnológico será 1,000 veces mayor que en todo el siglo XX.

Leo en esa nota, al mismo tiempo, las observaciones de los escépticos frente a esta idea de la "Singularidad".

Un experto del centro de Guerra Aéreo-Naval de Estados Unidos, por ejemplo, ha compilado su propia catedral de gráficos sobre inventos humanos, y dice que el número de inventos dividido entre la población mundial, habría alcanzado su pico en? 1873. O que, si se mide el número de patentes en los Estados Unidos contra su población, ese pico se habría alcanzado en? 1916. ¿Quién tiene razón? Ahora bien, ¿qué tienen que ver todas estas tendencias con el debate peruano? Paco Luzón es uno de los grandes banqueros españoles, y una de las cabezas globales del Banco Santander.

Estuvo esta semana en Lima, acompañado de José Juan Ruiz, un brillantísimo economista, encargado de la estrategia del mismo banco para América Latina. Viajan por el continente, y lo conocen al revés y al derecho. Respetuosos, e impresionados, del crecimiento peruano, ¿qué les sorprendió? Nadie les preguntaba qué pasaba en el mundo, y todos los que veían, empresarios o políticos, mostraban una cierta complacencia con la imprevisibilidad.

¿Cuáles son los grandes desafíos del país, mirando esas tendencias globales? Primero, tener una estrategia de cómo pasar, en el mediano plazo, de una economía de materias primas a una del conocimiento o, dicho de otra manera, cómo pasar de una economía basada en sectores de "rendimientos decrecientes" a una basada en sectores de "rendimientos crecientes", y sin límites.

El segundo sería cómo logramos una ecuación inteligente en torno al reparto de la "renta natural", esos conflictos alrededor de los recursos naturales que hoy amenazan la estabilidad y el crecimiento.

El tercero sería tener un mapa, consensuado, de la infraestructura que tenemos que construir en el mediano plazo para conectarnos al mundo en movimiento, incluyendo entre los "soportes" de infraestructura la educación y la cobertura de salud.

El cuarto es, por supuesto, instituciones. Luzón me decía: puede ser más peligroso crecer al 9 por ciento sin instituciones que al 4 con ellas.

El quinto, crucial: tenemos que construir partidos, o coaliciones políticas estables, que den previsibilidad, horizonte, en suma gobernabilidad, al Perú.

De pronto es por allí por donde tenemos que empezar, tratando de que exista una coalición estable para acercarnos al Bicentenario de la República. Juan Manuel Santos acaba de decir que su propósito es uno de unidad nacional, lo que Chile tuvo veinte años con la Concertación. Quizá debamos ponernos a construir esa alternativa en el Perú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada