miércoles, 7 de julio de 2010

ESPAÑA ENTERA CELEBRA LA CLASIFICACION DE SU SELECCION A LA FINAL DEL MUNDIAL


España es un estupendo finalista
Una selección que le "esconde" frontalmente el balón a los rivales y lo administra ofensiva, prudente y eficazmente. 
Esta debe ser la mejor generación de futbolistas españoles de todos los tiempos (trade mark Barcelona): absolutamente técnicos y no "furiosos"; con gusto por el juego ofensivo; que trasladan la pelota al ras del piso y la entregan al pie; que triangulan regularmente y aplican gambetas y chiches "estilo sudamericano"; abriendo la cancha; buscando los espacios vacíos; desmarcándose permanentemente. Alargando el juego en ataque y obstruyéndolo hasta la exasperación en defensa.
Iniesta, Fábregas, Xavi Hernández, Xavi Alonso, Capdevila y el genial David Villa son expresiones de una capitalización maravillosa de la Liga Española y su gran mercado de pases. De cómo la presencia histórica de cracks y entrenadores, venidos de distintas partes del mundo, pudo generar un efecto sinérgico y promotor en las bases formativas de los clubes de fútbol. De cómo esa "quinta maravillosa", adiestrada con los mejores valores, con todos los recursos y los mejores cuidados, pudo redituar un sistema de fútbol (léase institución rectora, políticas, normas, planes, programas, proyectos, mercado, clubes de fútbol, aficionados, medios de comunicación) luego de 100 años en donde hubo de todo: bueno, malo y horrible.
Hoy España está clasificada a la final, es una potencia absoluta y representa la quintaesencia del fútbol bien jugado.
Nos olvidábamos: dos históricos como Iker Casillas y Carles Puyol le rendieron a gran nivel y le llenaron de gloria.
Oscar Contreras Morales.-

www.peru21.pe

Tarzán’ se disfrazó de Superman para darle a España el pase a la final del Mundial. Un golazo de Carles Puyol al minuto 73’ del partido lleva a la ‘Furia Roja’ a su primera definición del título de la Copa del Mundo contra Holanda, que ayer derrotó a Uruguay en un emotivo partido.

Cuando faltaba apenas un cuarto de hora para finalizar el encuentro, el defensor del Barcelona entró con todas sus fuerzas a cabecear un córner de Xavi Hernández y clavó el balón en la portería defendida por Manuel Neuer.

La ‘Furia roja’ dominó las acciones en el primer tiempo. Xabi Alonso recuperó limpiamente casi todos los balones que llegaban a los pies de Mesut Ozil, mientras que Pedro fue una pesadilla para los zagueros alemanes, que no pudieron contener la gambeta endemoniada del hábil ‘culé’.

Sin embargo, España –que terminó la parte inicial con 57% de posesión de balón– no pudo concretar las ocasiones generadas por David Villa y Pedro. Los teutones, fieles a su estilo, se agruparon bien en defensa e intentaron ponerse en ventaja de contragolpe. Lukas Podolski no estuvo fino y desaprovechó las pocas que tuvo.

El complemento tuvo un guión similar. España dominando el mediocampo gracias al buen toque de balón de Xavi Hernández e Iniesta, este último marcado en ocasiones hasta por tres alemanes. Como en la primera mitad, los teutones optaron por una sólida defensa y sorpresa para el contragolpe.

Luego del tanto de Puyol, Alemania se volcó –con más ganas que ideas– al campo español por el empate. No obstante, la defensa ibérica se replegó correctamente y Casillas, quien acumula 313 minutos sin recibir un gol, estuvo atento en los saques de esquina y en los pocos desbordes que tuvieron los ‘panzers’, principalmente por las bandas.

Pedro estuvo a punto de liquidar el partido con una gran jugada personal, pero se perdió en la marca de tres alemanes y no cedió el balón al ‘Niño’ Torres, que llegaba solo por la banda izquierda. Ahora España deberá jugar el partido más importante de la Copa del Mundo contra Holanda en un partido que promete ser intenso de principio a fin.

Será una final de dos equipos postergados. Será una final de dos escuadras que siempre jugaron bien al fútbol, pero que nunca tuvieron ese último toque para alcanzar la gloria. Holanda, que no ha perdido un solo partido desde las eliminatorias, va por su tercera final y espera no caerse como en Alemania ‘74 y Argentina ‘78, la última final en la que se enfrentaron dos equipos que jamás habían alcanzado la Copa del Mundo.

España, con uno de los mejores equipos de su historia, quiere demostrar toda esa ‘furia’ contenida por décadas. Los dirigidos por el experimentado Vicente del Bosque quieren mostrar que el ‘juego bonito’ aún está vigente. Gane quien gane, ibéricos y ‘tulipanes’ han demostrado que la justicia (en el fútbol) tarda, pero llega. Lo cierto es que, después de 12 años, habrá un nuevo campeón del fútbol mundial.

ASÍ FORMARON
Alemania: 1-Manuel Neuer; 16-Philipp Lahm, 3-Arne Friedrich, 17-Per Mertesacker, 20-Jerome Boateng, 15-Piotr Trochowski, 6-Sami Khedira, 7-Bastian Schweinsteiger, 10-Lukas Podolski, 8-Mesut Ozil, 11-Miroslav Klose. DT: Joachim Loew.

España: 1-Iker Casillas; 15-Sergio Ramos, 3-Gerard Piqué, 5-Carles Puyol, 11-Joan Capdevila; 14-Xabi Alonso, 8-Xavi, 6-Andrés Iniesta, 16- Sergio Busquets; 18-Pedro, 7-David Villa. DT: Vicente del Bosque.
Árbitro: Viktor Kassai (Hungría)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada