domingo, 16 de enero de 2011

EL ESCRITOR OCULTO de ROMAN POLANSKI (Escribe Enrique Silva Orrego para el Diario CORREO)


El retorno de Polanski
16 de Enero del 2011

http://correoperu.pe/correo/nota.phptxtEdi_id=4&txtSecci_parent=0&txtSecci_id=82&txtNota_id=529795

Vuelve el veterano cineasta Roman Polanski con un atractivo relato en el que sus habilidades como narrador permanecen intactas. En el primer decenio del nuevo milenio, el célebre y controvertido realizador franco-polaco ha dirigido tres largometrajes, El pianista (2002), Oliver Twist (2005) y El escritor oculto (2010) que se estrena en Lima la próxima semana; además del divertido corto Cinema erotique para el filme colectivo Chacun son cinema (2007).
El escritor oculto (The ghost writer, Reino Unido-Francia-Alemania 2010) está basada en una novela de Robert Harris, que el autor ha adaptado junto con Polanski. Aquí el profesional, con el mejor pulso, se toma su tiempo para desarrollar una estupenda intriga de misterio, una suerte de thriller político en el que están cuidados todos los detalles, desde las actuaciones de su competente reparto hasta los ambientes y decorados, las locaciones, la fotografía del polaco Pawel Edelman y especialmente la música del francés Alexandre Desplat, con seguridad uno de los mejores compositores de la actualidad.
Polanski nos cuenta la sinuosa aventura de un escritor inglés (Ewan McGregor) que destaca por su pericia para elaborar biografías de personajes públicos. No muy convencido del proyecto que le han encargado, aceptará terminar de escribir -o reescribir si se quiere- las memorias de un cuestionado ex primer ministro británico, Adam Lang (Pierce Brosnan), luego de la extraña muerte del hombre que lo estaba ayudando.
El problema es que un antiguo miembro del gabinete de Lang acusará a éste de autorizar métodos ilegales para capturar presuntos terroristas y entregarlos a la CIA. Situación que, en medio de la preparación de sus memorias, complicará seriamente su imagen ante el mundo. Y de paso colocará al "escritor oculto" ante la posibilidad de investigar por su cuenta y riesgo qué hay detrás de tamaña acusación e ir peligrosamente más allá del mero trabajo encomendado.
Durante la primera media hora de la cinta, Polanski se concentra en describir los pormenores de la tarea asignada al escritor, después de mostrar quiénes lo han contratado y dónde va a trabajar (la aislada casa que el político tiene en una isla, que comparte con su esposa, sus asistentes principales y su seguridad personal). Luego comienza a gestarse la envolvente intriga que interesa, a medida que la curiosidad del escritor va en aumento y éste empieza a percibir que algo anda mal y a sentir temor.
El mérito de Polanski radica en demostrar que para narrar un thriller de manera convincente no hacen falta efectismos gratuitos ni truculencias innecesarias, sino la más eficaz artesanía que, en su particular caso, se traduce en diálogos precisos, una adecuada dosificación del suspenso y la tensión, y un inteligente uso del humor negro que en algo recuerda a Alfred Hitchcock. El brillante desenlace rubrica la eficiencia del notable artista.
A los 77 años y tras una injusta detención en Suiza, Roman Polanski ha regresado por la puerta grande.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada