martes, 25 de enero de 2011

ESTOS SON, IDENTIFÍQUELOS...


CIRCOS Y FAENAS
Por Nelson Manrique, para LA REPUBLICA


Las listas de candidatos a parlamentarios presentadas por los partidos que participarán en las elecciones del próximo abril ratifican la crisis del sistema de representación política del país.

Como muestra, el fujimorismo pone en vitrina a defensores de violadores de DDHH, como el abogado Sergio Tapia, defensor del marino Álvaro Artaza, “comandante Camión”, y, cómo no, de Luis Giampietri. Tapia, en asociación con Rafael Rey, candidato a la vicepresidencia del fujimorismo, participó en la elaboración del DL 1097, que promovía la impunidad para los implicados en delitos de lesa humanidad, decreto que tuvo que ser anulado por García ante la enérgica reacción de MVLL y el consiguiente escándalo mundial, y que le costó a Rey su cartera ministerial. Presentan también como candidata al parlamento a Gina Pacheco, una enfermera que no ha ejercido su oficio, que aparentemente está dedicada a atender las emergencias del reo Fujimori. Pacheco está siendo investigada por el MP, y ahora de oficio por el Ministerio del Interior, por presunto lavado de activos provenientes del narcotráfico, falsificación y otros delitos. El escándalo provocado por el descubrimiento de que en la lista fujimorista iba de candidato el guardaespaldas de Vladimiro Montesinos, el comandante (r) Óscar Cáceres, ex jefe del grupo Zeus, obligó a Keiko a retirarlo apresuradamente de la lista. Es de suponer que irán apareciendo nuevas joyitas.
Un hecho positivo que merece subrayarse es el pronunciamiento de algunos candidatos respaldando el matrimonio homosexual. En ese sentido se pronunció Alejandro Toledo, aunque luego, ante el escándalo del señor Cipriani, precisó que su partido no apoya los matrimonios gay sino las uniones civiles entre personas del mismo sexo (¿podría alguien explicarme el matiz que me estoy perdiendo?). Se pronunciaron también en el mismo sentido Vladimiro Huaroc y Kenji Fujimori. Es saludable que candidatos de muy diversas tiendas se pronuncien contra formas de discriminación que deben ser erradicadas si se va a construir una verdadera democracia.
El nivel farandulesco de la campaña desplegada por ciertos candidatos como Luis Castañeda, que calificó de “loca” al candidato a la vicepresidencia y congresista de Perú Posible, Carlos Bruce, puede hacer perder de vista temas de fondo. Es el caso de la promulgación por Alan García del DU 001-2011, el 17 de enero pasado. Este DU es un dispositivo legal sumamente grave, que, argumentando la existencia de un escenario de incertidumbre en la evolución de la economía mundial, aprueba “facilitar determinados proyectos de inversión que por su importancia se requiere adjudicar en el corto plazo”, los que se entregarán “a través de asociaciones público privadas y concesiones de obras públicas de infraestructura y de servicios públicos”. Para ejecutar este proyecto, se concentra todo el poder en Proinversión y en el MEF, dejando fuera de juego virtualmente a todas las instancias de fiscalización, otorgando a algunas, a lo más, un mero papel consultivo. No se necesita ser un especialista para comprender que se pretende consumar un gran faenón.
En el paquete se incluye 30 grandes proyectos a ser adjudicados sin fiscalización. Entre ellos, el Terminal Norte Multipropósito del Callao, el Sistema Eléctrico de Transporte Masivo de Lima y Callao línea uno, el Proyecto Isla San Lorenzo-Isla El Frontón, la Línea de Transmisión Trujillo-Chiclayo, la ruta fluvial Yurimaguas-Iquitos-frontera con Brasil, las líneas de transmisión desde Cajamarca hasta Iquitos, grandes proyectos de irrigación, la Autopista del Sol desde Sullana hasta el Ecuador, la Panamericana Sur desde Ica hasta Chile, el Túnel Transandino para unir Lima con Junín, el sistema de distribución de gas natural, de gas natural licuado y de fibra óptica de todo el país, etc.
Se trata pues de enormes proyectos sobre los cuales no debe decidir un gobierno que está a escasos dos meses de la elección de su sucesor. Aparentemente el descalabro del Apra está llevando a García y su corte a intentar forzar negociados que involucran miles de millones de dólares y donde se prevé enormes comisiones.
Que el circo no lleve a perder de vista los temas de fondo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada