lunes, 25 de julio de 2011

LAS SOBREGANANCIAS: OTRA MIRADA (Por Cecilia Blume, Diario CORREO)


Para evaluar el impuesto a las sobreganancias mineras o una mayor participación del Estado en la renta proveniente de esta actividad, creo importante precisar algunas ideas.


1) Todos las personas y las empresas pagamos impuestos para mantener al país cubriendo educación, salud, infraestructura, seguridad, entre otros. El MEF, tomando en cuenta el monto que recibirá por impuestos, presenta al Congreso un presupuesto "equilibrado" que contiene los gastos e ingresos del año. La Constitución señala que en el presupuesto se deben asignar los recursos de forma equitativa, aplicando criterios de necesidades sociales básicas y de descentralización.

2) Pero la Constitución, en el mismo artículo sobre presupuesto, rompe el criterio de equidad distributiva al señalar que las circunscripciones donde se explotan recursos naturales recibirán una parte de los ingresos y rentas que obtiene el Estado en calidad de canon, dejando de lado las necesidades sociales. Así, para que haya canon, las empresas tienen que explotar recursos naturales, hacer utilidad y pagar impuesto a la renta. Hoy, la mitad del impuesto a la renta generado por mineras se entrega como canon a las zonas productoras. Si consideramos que las empresas mineras aportan aproximadamente la mitad del impuesto a la renta que recibe el país, el 25% del impuesto a la renta se entrega a las zonas donde se explota el recurso, sin importar sus necesidades y excluyendo del reparto a zonas que no tienen recursos naturales y que pueden tener muchas necesidades insatisfechas. Sólo en el 2010 se transfirió aproximadamente S/.4,900 millones por canon minero.

3) Para saber si se requiere más dinero de la minería, es necesario saber cuál es el aporte de la minería al país. Además, ya que la minería entrega como canon el 50% del impuesto a la renta, el MEF debe señalar en qué se invirtió el dinero del canon, con qué rentabilidad social y cuánto queda en los bancos.

4) Cuando el MEF señale cuánto aporta la minería al país por renta, regalías y otros, podremos analizar si el uso de estos recursos ha sido idóneo y estableceremos si el problema real es que faltan recursos de la minería o si la gestión de éstos es lo que no ha funcionado.

5) Si decidimos aumentar la carga tributaria minera, debemos compararnos con nuestros competidores y estar seguros de que con mayor tributación no se pierde competitividad.

El sueño de cualquier gobernante es tener más impuestos. Lo que estamos olvidando es que es deber del Estado cobrar impuestos y también USARLOS adecuadamente. Es ahí donde hoy estamos en una zona oscura que si se aclara puede ayudar en la discusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada